Accidente Cerebrovascular (ACV)

Qué es un ACV y sus tipos

Un accidente cerebrovascular, se produce cuando una parte del cerebro se queda sin aporte de oxígeno y nutrientes, debido a un problema en el suministro de sangre. Esto puede ser debido a una rotura de un vaso sanguíneo (Accidente cerebrovascular hemorrágico) o por un bloqueo en la circulación debido a un coágulo de sangre (Accidente cerebrovascular isquémico).

 

TIPOS

El accidente cerebrovascular ISQUÉMICO ocurre cuando un vaso sanguíneo que suministra sangre al cerebro se encuentra obstruido por un coágulo de sangre. Puede suceder de  3 maneras diferentes:

  • Accidente cerebrovascular trombótico: El coágulo se forma en una arteria que ya es muy estrecha.
  • Embolia cerebral o accidente cerebrovascular embólico: El coágulo se forma en un vaso alejado del cerebro, pero éste viaja por el torrente sanguíneo hasta bloquear un vaso cerebral.
  • Una placa de ateroma, que bloquea el paso de la sangre a través del vaso, impidiendo así el flujo sanguíneo.

 

El accidente cerebrovascular HEMORRÁGICO ocurre cuando un vaso sanguíneo cerebral se rompe, y la sangre fluye hacia el cerebro. También pueden darse 3 situaciones diferentes:

  • Aneurisma: La pared del vaso sanguíneo forma una burbuja o una pequeña protuberancia, y por el aumento de presión acaba rompiendo.
  • Malformación arteriovenosa
  • Angiopatía cerebral amiloide: Las proteínas amiloides se acumulan en las paredes de las arterias del cerebro provocando su rotura.

FACTORES DE RESGO

  • La presión arterial alta es el principal factor de riesgo
  • Historial de accidentes cerebrovasculares o cardíacos previos
  • Frecuencia cardíaca irregular (Fibrilaciones auriculares)
  • Hipercolesterolemia (Colesterol elevado)
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Antecedentes familiares
  • Edad, mayores de 55 años
  • Hábitos de vida NO saludables como el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol, consumo de drogas, una dieta rica en grasa o falta de ejercicio.
  • Mujeres a tratamiento con píldoras anticonceptivas
  • Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo durante el embarazo

 

SÍNTOMAS

En el cerebro existen multitud de vasos sanguíneos, y cada uno de ellos se encarga del suministro de oxígeno y nutrientes a un área determinada, por lo que los síntomas de un accidente cerebrovascular dependerán del territorio cerebral que se vea afectado.

 

Uno de los síntomas más frecuentes cuando se produce un excesivo sangrado, es el dolor de cabeza de comienzo súbito, muy intenso, y puede estar acompañado de vómitos, mareos o alteración de la consciencia.

 

Otros síntomas que dependerán de la gravedad del ACV serán:

  • Dificultad para hablar y entender lo que otros están diciendo. Se puede experimentar confusión mental y dificultad para articular las palabras.
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, del brazo y/o la pierna. Debilidad muscular en la cara, el brazo o la pierna (por lo general de un mismo lado).  Normalmente se detecta debido a que la comisura bucal, se desplaza hacia uno de los lados.
  • Problemas para ver por uno o ambos ojos. De inicio repentino, y acompañado frecuentemente de visión borrosa o doble.
  • Problemas para caminar. Tropiezos y pérdidas de equilibrio, a causa de mareo o de falta de coordinación.
  • Cambio en el estado de consciencia (somnolencia, pérdida del conocimiento e incluso el coma)
  • Cambios que afectan a la sensibilidad táctil y dolorosa.
  • Dificultad para la deglución
  • Dificultad para leer o escribir
  • Falta de control de esfínteres
  • Cambios emocionales, de personalidad o de estado de ánimo

La Fisioterapia Neurológica, te ayuda a mejorar y recuperar la funcionalidad perdida en actividades de la vida cotidiana, con el tratamiento adecuado.

Llámanos y te informamos

Javier García, nos explica qué son y cómo actuar ante un Accidente Cerebrovascular.

 

Síguenos en redes sociales, para más vídeos y publicaciones:

TRATAMIENTO

Un accidente cerebrovascular es una emergencia médica. Se necesita tratamiento inmediato. Las personas que están experimentando síntomas de un accidente cerebrovascular, deben acudir al hospital lo antes posible.

 

  • Para que sea efectivo el tratamiento repermeabilizador, debe iniciarse dentro de las primeras horas posteriores al inicio de los síntomas. Cuanto más rápidamente se inicie este tratamiento, mejores serán las probabilidades de un buen desenlace clínico.

 

La fisioterapia, la terapia ocupacional, la logopedia y la psicología son esenciales en el tratamiento posterior a un ACV.

 

El objetivo del tratamiento tras sufrir un accidente cerebrovascular es, recuperar la mayor funcionalidad posible y prevenir accidentes cerebrovasculares futuros.

 

La rehabilitación se comenzará de inmediato en el hospital, una vez estabilizado el cuadro clínico, y se continuará cuando se le haya dado el alta. Por lo que será necesario ponerse en contacto con profesionales sanitarios cualificados, para continuar con el trabajo de rehabilitación más adecuado.

 

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona después de un accidente cerebrovascular depende de:

  • El tipo de accidente cerebrovascular (isquémico/hemorrágico)
  • La cantidad de tejido cerebral afectado
  • Funciones/capacidades conservadas posteriores al ACV
  • Tiempo desde que ocurre el ACV hasta que se administra el tratamiento agudo.

 

Los resultados del tratamiento tras sufrir un accidente cerebrovascular, como son la recuperación de la marcha, mejorar el habla, o tareas de la vida cotidiana, entre otros, empezarán a verse tras semanas y/o meses de rehabilitación, ya que existe una mayor ventana terapéutica.

 

Mensajes como que la recuperación sólo se puede realizar hasta los 6 meses posteriores al episodio del ACV, han quedado desactualizados tras nuevos estudios y tratamientos, que nos permiten mejorar y modificar actividades cotidianas, ganando la mayor funcionalidad posible, consiguiendo una mejoría en los meses o años siguientes al accidente.

Hemorrágico

Isquémico